Una recomendación de última hora: No acumular cosméticos.

A veces es difícil acertar con el producto perfecto que cubra todas tus necesidades y vas guardando botes en el cajón sin saber qué hacer con ellos. Lo que suelo hacer yo es buscarles una salida alternativa, nunca tiro nada, aunque también tengo que admitir que gasto siempre productos de marcas de confianza así que el margen de error es bastante estrecho.

A continuación os detallo mi rutina diaria de belleza eco, simple, básica, que optimiza el uso de productos y busca una piel saludable y luminosa. Gran parte de vosotras tenéis poco tiempo, niños pequeños, grandes madrugones o simplemente poco paciencia o constancia. Esta rutina está pensada para vosotras, las que necesitáis cuidados en versión resumida pero eficaz. Como yo.

POR MAÑANA

Falta tiempo y sobra vida así que yo reduzco mi rutina a 4 pasos express:
A)Tónico
B)SÉrum
C)Hidratante
D) Contorno de ojos

1. Tónico: como por la noche ya me limpié la cara de maravilla (ver más abajo) pues me salto el paso de la limpieza. Sin embargo, no puedo prescindir del tónico, me aporta ese chute de hidratación que necesita la piel para aguantar todo el día. Si lo usas en spray es perfecto, rocías tu piel y listo, si no, aplícatelo con un algodoncito por toda la cara, el cuello y si pillas algo de escote pues mejor que mejor.

2. Serum: imprescindible. Igual estás dudando si empezar a usar o no… si es así… úsalo. Aporta a tu piel la reparación y el tratamiento para luchar contra el envejecimiento prematuro, las manchas y la flacidez. Si aún no estás preparada para uno específicamente anti-aging entonces hazte con un aceite a base de rosa mosqueta y úsalo como serum, me lo agradecerás.

3. Hidratante: elige una acorde a tu tipo de piel. Si tienes la piel más seca entonces las texturas más untuosas serán tu aliado, si tu piel es sensible, fíjate bien en el listado inci de ingredientes (si no sabes lo que es mírate este breve post donde lo explico) y si lo que necesitas es equilibrar el cutis hazte con una ligerita de rápida absorción.
rostro hidratantes

4. Contorno de ojos: ¿sabías que la piel del contorno de ojos es 5 veces más fina que la del resto de la cara? Entonces estarás conmigo en que necesita un tratamiento específico sí o sí. Combate tu pereza y aplica una crema específica para esta fina piel con ligeros toques sobre la cuenca del ojo.

* Maquillaje:
Ahora mismo has conseguido una piel hidratada, radiante y luminosa. ¿Te atreves a salir a la calle? Yo por temporadas, hay rachas en las que no huelo el maquillaje, nada, ni una gota créeme y otras en las que también hago una rutina simplificada que consta de 4 pasos

1. Corrector: soy ojerosa por naturaleza, así que taparme un poco la sombra oscura siempre me aporta más luz a la cara.

2. Polvos de sol: también soy pálida, en invierno se me pone color fantasma por lo que un toque sutil de color en el rostro me favorece. Llevo siglos sin utilizar base de maquillaje, por suerte tengo la piel muy uniforme y con mi rutina diaria la mantengo bonita. Eso que me ahorro.

3. Raya negra sobre las pestañas: tengo los ojos tirando a pequeños así que agrandarlos con un trazo de sombra de color negro siempre me queda bien. Utilizo un lápiz de ojos y dibujo una línea sobre las pestañas del párpado móvil. Para mí es la forma más rápida, cómoda y favorecedora de delinear mi ojo.

4. Máscara de pestañas: reconozco que no la utilizo todos los días pero alargar las pestañas también agranda el ojo y sienta de maravilla.

NOCHE

Estamos cansadísimas, nos pesa la vida y no nos apetece invertir tiempo en nuestra cara… pero estamos obligadas a hacerlo. Así que busca un momento en el que la escapatoria sea más difícil. Por ejemplo, yo hago mi rutina de belleza nocturna justo cuando me quito las lentillas y así no me escaqueo.

Limpiador + muselina
Tónico
Serum

1. Limpiador + muselina de algodón: dúo inseparable. Desde que descubrí las muselinas de algodón orgánico para eliminar la suciedad del rostro no hay vuelta atrás. Como mi piel es sensible utilizo un producto de limpieza en forma de cera que al contacto con la piel se convierte en un aceite, limpia que te mueres y además respeta mi piel al 100%. Lo retiro mojando la muselina en agua caliente y repito la operación un par de veces, luego lo dejo secar hasta el día siguiente. El resultado es alucinante, el pañito de algodón consigue una microexfoliación de la piel respetándola al máximo. Si usas un producto jabonoso o una leche limpiadora la muselina también es el complemento perfecto.
Collage Limpiadores_Made in Tribe

2. Tónico: otra vez a la noche no puede faltar. Si aún no has incorporado este paso en tu rutina te animo a que lo hagas porque no te vas a arrepentir, tu piel apagada revive como por arte de magia.

3. Serum: para la noche yo elijo un serum que contenga tratamiento antiedad, porque por la noche es el momento perfecto para la regeneración celular. ¡Hola piel nueva! Me lo aplico generosamente sobre el rostro-cuello y ya está. No uso después una hidratante, prefiero que el tratamiento que me aporta el serum penetre bien en la piel y haga su trabajo.

UNA VEZ A LA SEMANA

Para mantener el posible desequilibrio de grasa en la piel una vez a la semana o cada 15 días (un viernes normalmente) me aplico una mascarilla limpiadora y exfoliante y después otra mascarilla nutritiva que me porta un extra de luz. Cuando tengo alguna celebración o evento importante también hago este ritual, primero la exfoliante y luego la hidratante y el resultado es de 10. Os animo a que lo probéis.

Para el pelo también tengo mi truquito, una vez por semana y antes de irme a dormir uso en medios y puntas  un aceite capilar y lo dejo actuar toda la noche. Mi pelo fino y quebradizo me lo agradece.